READING

Publicar o no fotos de hijos en redes socialesR...

Publicar o no fotos de hijos en redes sociales… ¡he ahí la cuestión!

Durante mi embarazo son muchas las dudas que me estoy planteando al ser madre primeriza. Desde elegir la mejor sillita de paseo o el colchón, hasta el tipo de parto que me gustaría tener. Sin embargo, hoy os quiero hablar de una cuestión que creo que es fundamental abarcar junto con la pareja antes del nacimiento de un bebé, y a la que no siempre se le da la importancia que tiene ni se le dedica el tiempo de reflexión que requiere: publicar o no fotos de hijos en redes sociales.

Desde 2009 que comencé mis andaduras en este blog, he visto en mis propias carnes las consecuencias de tener cierta presencia en la red. Lo mejor es que no me han faltado propuestas profesionales sobre la mesa, pudiendo decir que todos mis empleos los he conseguido gracias a las redes sociales, mi blog, y en general, Internet (tal y como ya os conté en el post: De cómo encontré trabajo gracias a Internet). Sin embargo, a veces compartes contenidos en la red con toda la ingenuidad del mundo y te encuentras con propuestas para nada interesantes, y mucho menos, profesionales. Y es que, desgraciadamente, en el mundo hay malas personas. Personas que saben aprovechar las nuevas tecnologías y ese afán de compartir que muchos tenemos, en su propio beneficio o simplemente… ¡por joder! (Lo siento, pero no encuentro otras palabras mejores para describirlo).

Viendo el panorama, y ya en mi semana 37 de embarazo, después de unos meses siguiendo blogs e influencers del sector de la maternidad, he querido sentarme a analizar la situación de cara a cómo afrontar el gran dilema de compartir la experiencia de ser madre sin perjudicar a la imagen pública de nuestro futuro hijo, y asumiendo que tenemos un montón de familia y amigos viviendo en distintos puntos de España que querrán ver la evolución del pequeño. Me gusta bloguear, y no quiero renunciar a ello. Pero… ¿cómo hacerlo sin poner en peligro la imagen y seguridad de mi hijo? He ahí la cuestión.

fotos de hijos en redes sociales

Foto: Janko Ferlic | Koper, Slovenia | UNSPLASH

¿Qué uso pueden hacer las redes sociales de nuestras fotografías y las de nuestros hijos?

Probablemente tú también des siempre a aceptar en cuanto ves las condiciones de uso en un registro. ¡Todo el mundo lo hace! Y quien diga lo contrario, miente. Al fin y al cabo, nuestro objetivo es registrarnos en una plataforma y leerse una retahíla de palabras (que muchas nos sonarán a chino) no nos aporta nada, o al menos eso pensamos. Sin embargo, creo que es importante que, antes de plantearnos subir fotos de hijos en redes sociales, leamos esas condiciones por respeto a su imagen.

Así que os voy a hacer un resumen de lo más importante para ahorraros revisar las condiciones al completo. Despliega las pestañas que te interesen y verás los fragmentos más interesantes con respecto al tema, y las frases más destacables subrayadas en amarillo (no me digáis que no os lo he dejado fácil):

Condiciones de uso de Facebook

Eres el propietario de todo el contenido y la información que publicas en Facebook y puedes controlar cómo se comparte a través de la configuración de la privacidad y de las aplicaciones. Además:

  • En relación con el contenido con derechos de propiedad intelectual (contenido de PI), como fotos y vídeos, nos otorgas específicamente el siguiente permiso, sujeto a tu configuración de la privacidad y de las aplicaciones:nos otorgas una licencia no exclusiva, transferible, con posibilidad de ser subotorgada, libre de regalías y aplicable globalmente para utilizar cualquier contenido de IP que publiques en Facebook o en conexión con Facebook (licencia de PI). Esta licencia de PI finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta, a menos que el contenido se haya compartido con terceros y estos no lo hayan eliminado.
  • Cuando eliminas contenido de PI, este se elimina de forma similar a cuando vacías la papelera de reciclaje de tu ordenador. No obstante, entiendes que es posible que el contenido eliminado permanezca en copias de seguridad durante un plazo de tiempo razonable (si bien no estará disponible para terceros).
  • Al utilizar una aplicación, esta podrá solicitarte permiso para acceder a tu contenido e información, así como al contenido y la información que otras personas han compartido contigo.  Exigimos que las aplicaciones respeten tu configuración de privacidad, y será tu acuerdo con la aplicación en cuestión el que regirá la forma en que esta utilizará, almacenará y transferirá el contenido y la información que compartas.  Para obtener más información sobre la plataforma, incluido cómo controlar qué información pueden compartir otras personas con las aplicaciones, lee nuestra Política de datos y la página de la plataforma.
  • Cuando publicas contenido o información con la configuración “Público”, significa que permites que todos, incluidas las personas que son ajenas a Facebook, accedan y usen dicha información y la asocien a ti (por ejemplo, tu nombre y foto del perfil).
  • Siempre valoramos tus comentarios y sugerencias acerca de Facebook, pero debes entender que podríamos utilizarlos sin obligación de compensarte por ello (del mismo modo que tú no tienes obligación de ofrecerlos).

(…)

Acerca de los anuncios u otro contenido comercial servido u optimizado por Facebook
(…)

  • Nos concedes permiso para usar tu nombre, foto del perfil, contenido e información en relación con contenido comercial, patrocinado o relacionado (como una marca que te guste) que sirvamos o mejoremos. Esto significa, por ejemplo, que permites que una empresa u otra entidad nos pague por mostrar tu nombre y/o foto del perfil con tu contenido o información sin que recibas ninguna compensación por ello. Si has seleccionado un público específico para tu contenido o información, respetaremos tu elección cuando lo usemos.
  • No proporcionamos tu contenido o información a anunciantes sin tu consentimiento.

(…)

  • Das tu consentimiento para que tus datos personales sean transferidos y procesados en Estados Unidos.

 

Fuente: Condiciones de uso de Facebook y Política de Datos

Condiciones de uso de Instagram

  • No puedes publicar fotos u otro tipo de contenido que muestre imágenes violentas, de desnudos íntegros o parciales, discriminatorias, ilegales, transgresoras, de mal gusto, pornográficas o con contenido sexual a través del Servicio.
  • Eres responsable de las actividades que se realicen a través de tu cuenta y te comprometes a no vender, transferir, otorgar licencias o ceder tu cuenta, seguidores, nombre de usuario ni los derechos de tu cuenta. A excepción de las personas o las empresas que cuentan con autorización expresa para crear cuentas en nombre de sus empleadores o clientes,Instagram prohíbe la creación de una cuenta para nadie que no seas tú mismo y te comprometes a no crearla.También manifiestas que toda la información que suministres o suministraste a Instagram durante tu registro y en cualquier otro momento, será verdadera, precisa, actual y completa, y aceptas actualizar tu información según sea necesario para mantener su veracidad y precisión.

(…)

  • Nos reservamos el derecho de modificar o finalizar el Servicio o el acceso a este por cualquier motivo, sin previo aviso, en cualquier momento y sin ninguna responsabilidad contigo. Puedes desactivar tu cuenta de Instagram iniciando sesión en el Servicio y rellenando el formulario disponible aquí: https://instagram.com/accounts/remove/request/. Si dejamos de proporcionarte acceso al Servicio o utilizas el formulario mencionado anteriormente para desactivar la cuenta, entonces las fotos, los comentarios, los indicadores de que algo te gusta, los contactos y todos los demás datos dejarán de estar accesibles a través de tu cuenta (por ejemplo, los usuarios no podrán acceder a tu nombre de usuario ni ver tus fotos), pero dichos materiales y datos pueden conservarse y aparecer en el Servicio (por ejemplo, si otros usuarios han compartido a su vez tu Contenido).

(…)

  • Instagram no reclama la propiedad de ningún Contenido que publiques en el Servicio o a través de este. En su lugar, por la presente otorgas a Instagram una licencia totalmente pagada, sin derechos de autor, no exclusiva, transferible, con posibilidad de ser subotorgada y aplicable globalmente para utilizar el Contenido que publiques en el Servicio o a través de este, conforme a la Política de privacidad del Servicio que está disponible en http://instagram.com/legal/privacy/, incluidas sin limitación, las secciones 3 (“Uso compartido de tu información”), 4 (“Cómo almacenamos tu información”) y 5 (“Elecciones que realizas sobre tu información”). Puedes elegir qué personas pueden ver tu Contenido y actividades, incluidas las fotos, tal y como se describe en la Política de privacidad.

(…)

  • Garantizas que: (i) eres propietario del Contenido que has publicado en el Servicio o a través de él o que, de otro modo, estás autorizado a otorgar los derechos y las licencias estipulados en estas Condiciones de uso; (ii) la publicación y la utilización de tu Contenido en el Servicio o a través de él no infringe, malversa ni vulnera los derechos de terceros, incluidos sin limitación, los derechos de privacidad, de publicidad, de autor, de marca comercial u otros derechos de propiedad intelectual; (iii) aceptas pagar todos los derechos de autor, las tasas y cualquier otra suma adeudada como consecuencia del Contenido publicado en el Servicio o a través de él, y (iv) tienes el derecho y la capacidad legal de cumplir estas Condiciones de uso en tu jurisdicción.

(…)

  • A menos que se describa lo contrario en la Política de privacidad del Servicio, disponible en http://instagram.com/legal/privacy/, según lo estipulado entre tú e Instagram, ningún Contenido será confidencial ni de propiedad y no seremos responsables del uso o divulgación de este. Reconoces y aceptas que tu relación con Instagram no es confidencial, fiduciaria ni especial en ningún modo y que tu decisión de enviar cualquier tipo de Contenido no hace que Instagram desempeñe un papel especial distinto del que desempeñan otros usuarios a nivel general, incluso en lo que respecta a tu Contenido. Ninguna parte de tu Contenido estará sujeta a ninguna obligación de confianza por parte de Instagram, e Instagram no será responsable de ningún uso o divulgación del Contenido que suministres.

(…)

  • En Instagram no tienen cabida personas que apoyen o elogien el terrorismo, el crimen organizado o a grupos que promuevan el odio. Tampoco está permitido ofrecer servicios sexuales, así como la compra o venta de armas de fuego, o de drogas ilegales o medicamentos con receta (incluso si es legal en tu zona). Recuerda cumplir en todo momento la legislación aplicable cuando ofrezcas comprar o vender bienes regulados. Las cuentas que promocionan los juegos de apuestas, los juegos de habilidad con dinero real o las loterías en internet deben obtener nuestro consentimiento por escrito antes de utilizar nuestros productos.

    Mostramos tolerancia cero con aquellas personas que comparten contenido sexual relacionado con menores o que amenazan con publicar imágenes íntimas de otros usuarios.

(…)

  • Somos conscientes de que muchos padres utilizan Instagram para sacar fotos de sus hijos y compartirlas, y se lo agradecemos. Sin embargo, puede que las imágenes que muestran desnudos se eliminen debido a que incumplen nuestras Normas comunitarias.
  • Somos conscientes de que la gente tiene opiniones diversas sobre lo que es adecuado compartir en Instagram, y que son muchas las personas que comparten cosas con buena intención. Para que Instagram sea un lugar divertido y seguro, todos los usuarios deben cumplir nuestras Normas comunitarias;además, podemos eliminar contenido para impedir que otras personas tengan la posibilidad de reutilizar este tipo de imágenes de forma inapropiada.

(…)

Fuente: Política de privacidad de InstagramCondiciones de uso de Instagramconsejos para los padres de Instagram y Guía para padres sobre le uso de Instagram

Condiciones de uso de Twitter

  • Usted es responsable de su uso de Los Servicios y de cualquier Contenido que proporcione, incluyendo el cumplimiento con las leyes, reglas y normas aplicables. Solo debe proporcionarnos contenido que desee compartir con otros.
  • Cualquier confianza que deposite en cualquier Contenido o material publicado por medio de los Servicios u obtenido mediante los mismos, o cualquier uso que haga de ellos, lo hace por su propia cuenta y riesgo. No ratificamos, apoyamos, reafirmamos ni garantizamos la compleción, veracidad, precisión o fiabilidad de ningún Contenido o comunicación publicada por medio de los Servicios, ni ratificamos ninguna opinión expresada por medio de los Servicios. Comprende que al hacer uso de los Servicios, puede exponerse a Contenido que puede resultar ofensivo, dañino, inexacto o inapropiado de cualquier otra forma, o en algunos casos, a publicaciones que puedan haber sido mal etiquetadas o que puedan ser engañosas de cualquier otra forma. Todo el Contenido es responsabilidad única de la persona que lo origina. Puede que no monitoricemos ni controlemos el Contenido publicado por medio de los Servicios, y no podemos hacernos responsables de dicho Contenido.

(…)

  • Al enviar, publicar o mostrar Contenido a través de los Servicios,nos otorga una licencia mundial, no exclusiva, libre del pago de derechos (con derecho a sublicencia) para usar, copiar, reproducir, procesar, adaptar. modificar, publicar, transmitir, mostrar y distribuir dicho Contenido en todos y cada uno de los medios de comunicación o métodos de distribución posibles (conocidos ahora o desarrollados con posterioridad). Esta licencia nos autoriza a poner su Contenido a disposición del resto del mundo y a permitir que otros hagan lo mismo. Usted acepta que esta licencia incluye el derecho de Twitter a proporcionar, promover y mejorar los Servicios y a poner el contenido enviado a o a través de los Servicios a disposición de otras empresas, organizaciones o personas para la sindicación, emisión, distribución, promoción o publicación de dicho contenido en otros medios y servicios, sujeto a nuestros términos y condiciones para el uso de dicho Contenido. Dichos usos adicionales por parte de Twitter u otras empresas, organizaciones o personas pueden realizarse sin abonarle a usted una compensación con respecto al Contenido que haya enviado, publicado, transmitido o puesto a disposición pública de cualquier otra forma a través de los Servicios.

(…)

  • Tuits, gente que sigue, listas, perfil y otra información pública: Twitter está principalmente diseñado para ayudarle a compartir información con el mundo. La mayoría de la información que usted nos facilita a través de Twitter es información que nos está pidiendo que hagamos pública. Puede facilitarnos información de perfil para hacerla pública en Twitter, como por ejemplo, una breve biografía, su ubicación, su sitio web, fecha de nacimiento, o una fotografía. Además, su información pública incluye los mensajes que tuitea; los metadatos facilitados con los tuits, tales como cuándo ha tuiteado y la aplicación cliente que utilizó para tuitear; información sobre su cuenta, como el momento de su creación, el idioma, el país y la zona horaria; y las listas que crea, las personas a las que sigue, los tuits que retuitea o marca como Me gusta, y las emisiones de Periscope en las que hace clic o con las que se relaciona de alguna forma (por ejemplo, haciendo comentarios o clic en el icono de corazón) en Twitter.Twitter disemina amplia e instantáneamente su información pública a una amplia gama de usuarios, clientes y servicios, incluyendo motores de búsqueda, desarrolladores y editores que integran contenido de Twitter en sus servicios y organizaciones, tales como universidades, agencias de salud pública y empresas de investigación de mercado que analizan la información en busque de tendencias y conocimiento. Cuando comparta información o contenidos como fotografías, videos y enlaces a través de los Servicios, debería reflexionar cuidadosamente sobre aquello que está publicando.Podemos utilizar esta información para sacar conclusiones, por ejemplo sobre los temas que le pueden interesar. Por defecto, casi siempre publicamos la información que usted nos facilita a través de los Servicios de Twitter hasta el momento en que usted la elimine, pero generalmente ponemos a su disposición configuraciones o características, como tuits protegidos, para hacer que la información sea más privada si usted quiere. Para ciertos campos de información de perfil le ofrecemos ajustes de visibilidad para seleccionar quién puede ver esta información en su perfil. Si nos proporciona información de perfil y no puede ver un ajuste de visibilidad, esa información es pública. Puede modificar el idioma y la zona horaria asociada con su cuenta en cualquier momento usando la configuración de su cuenta, disponible en https://twitter.com/settings/account.

(…)

  • Información privada: no se permite publicar información confidencial o privada de otras personas,como números de tarjetas de crédito, dirección postal o números del Seguro Social o de documentos nacionales de identidad, sin su expresa autorización y permiso. Además, no se permite publicar fotos o videos íntimos tomados o distribuidos sin el consentimiento de la persona que sea el sujeto de dicho material. Para obtener más información sobre nuestra política de información privada, haga clic aquí.

(…)

  • Como padre, usted es un ejemplo para su hijo. Fomente las actividades en familia tanto en línea como en la vida real para demostrar la importancia de lograr un equilibrio entre lo que se hace en línea y las actividades de la vida real.
  • Fomentar el razonamiento analíticoAproveche la oportunidad no solo para conocer los tipos de situaciones que experimenta su hijo en línea, sino también para identificar soluciones y fomentar el razonamiento analítico. Hágale a su hijo preguntas como las siguientes:¿Con quién comparte esta información? ¿Puede confiar en todas las personas que ven la información disponible en su cuenta de Twitter? ¿Cómo se podría interpretar su Tweet?
  • Pensar antes de twittearComo padre, quizás ha visto a sus hijos decir o escribir algo sin intención de hacer daño, pero que otras personas consideraron ofensivo o molesto. Ayude a su hijo a evaluar si está bien o no publicar algo recordándole que, si no diría algo a la persona directamente o en voz alta, tampoco lo debería decir en línea.Debido a la naturaleza de Internet, es muy difícil borrar contenido por completo. Considere la posibilidad de iniciar una conversación sobre cómo las publicaciones en línea pueden herir sentimientos, afectar a las relaciones de la vida real e incluso perjudicar oportunidades en el futuro.

Fuente: Términos de uso del servicio, Política de privacidad, Reglas de Twitter y consejos de seguridad para padres

Condiciones de uso de Whatsapp

  • Uso legal y aceptable. Debes acceder a nuestros Servicios y usarlos solo con fines legales, autorizados y aceptables. No usarás (o ayudarás a que otros usen) nuestros Servicios en formas que: (a) violen, malversen o infrinjan los derechos de WhatsApp, nuestros usuarios u otros, incluidos los derechos de privacidad, publicidad, propiedad intelectual o autor u otros derechos de propiedad; (b) sean ilegales, obscenas, difamatorias, amenazantes, intimidantes, acosadoras, agresivas, ofensivas desde el punto de vista racial o étnico, o que promuevan o fomenten conductas que serían ilegales, o de otro modo inadecuadas, incluida la promoción de delitos violentos; (c) impliquen la publicación de falsedades, declaraciones erróneas o afirmaciones engañosas; (d) se hagan pasar por otra persona; (e) impliquen el envío de comunicaciones ilegales o inadmisibles, como mensajería masiva, mensajería automática, marcado automático y metodologías similares; o (f) impliquen cualquier otro uso no personal de nuestros Servicios a menos que nosotros autoricemos lo contrario.

(…)

  • Tus derechos. WhatsApp no reclama la propiedad de la información que envías para tu cuenta de WhatsApp o a través de nuestros Servicios.Debes tener los derechos necesarios de dicha información que envíes para tu cuenta de WhatsApp o a través de nuestros Servicios, así como el derecho a conceder los derechos y las licencias en nuestros Términos.

(…)

  • Tu licencia a WhatsApp. Para poder operar y proveer nuestros Servicios,otorgas a WhatsApp una licencia internacional, no exclusiva, libre de regalías y que puede sublicenciarse y transferirse para usar, reproducir, distribuir, crear obras derivadas, mostrar y ejecutar la información (incluido el contenido) que subes, presentas, almacenas, envías o recibes a través de nuestros Servicios. Los derechos que otorgas en esta licencia son para el propósito limitado de operar y proveer nuestros Servicios (como permitirnos mostrar tu foto de perfil y mensaje de estado, transmitir tus mensajes, almacenar mensajes no entregados en nuestros servidores por hasta 30 días mientras intentamos entregarlos, y de cualquier otra manera descrita en nuestra Política de privacidad).

(…)

  • TÚ DECIDES USAR NUESTROS SERVICIOS A TU PROPIO RIESGO Y SUJETO A LOS SIGUIENTES DESCARGOS DE RESPONSABILIDAD. PROVEEMOS NUESTROS SERVICIOS “TAL COMO ESTÁN” Y SIN NINGÚN TIPO DE GARANTÍA EXPRESA O IMPLÍCITA, LO QUE INCLUYE, ENTRE OTRAS, GARANTÍAS DE COMERCIABILIDAD,

(…)

  • Tus mensajes. No conservamos tus mensajes durante la prestación normal de nuestros Servicios. Una vez que se entregan tus mensajes (incluidos tus chats, fotos, videos, mensajes de voz, documentos e información de tu ubicación), se eliminan de nuestros servidores. Tus mensajes se almacenan en tu propio dispositivo. Si un mensaje no puede entregarse de inmediato (por ejemplo, si estás desconectado), podemos guardarlo en nuestros servidores por hasta 30 días mientras intentamos entregarlo. Si un mensaje no se ha entregado después de 30 días, lo borramos. Para mejorar el rendimiento y entregar mensajes de multimedia de manera más eficaz, como cuando muchas personas comparten una foto o un video popular, podemos conservar dicho contenido en nuestros servidores durante un período más prolongado. También ofrecemos cifrado de extremo a extremo de manera automática para nuestros Servicios cuando las personas a quienes le envías mensajes usan una versión de nuestra aplicación lanzada después del 12 de abril de 2016. El cifrado de extremo a extremo significa que tus mensajes están cifrados para salvaguardarlos y que ni nosotros ni terceros los puedan leer.

(…)

Fuente: Información legal de Whatsapp

¿Dónde están los límites del oversharing o el sharenting?

El oversharing, del que tanto se viene hablando en los últimos tiempos, hace referencia a compartir demasiado en redes sociales. Pero también hay un palabro especialmente pensado para designar la práctica de compartir la maternidad y paternidad en Internet, el llamado sharenting. En el primer caso, somos nosotros quienes decidimos acerca de nuestra identidad digital y cómo mostrarla al mundo, sin embargo, en el segundo caso, lo que hacemos es compartir información y fotos de hijos en redes sociales, es decir, sobreexponer a niños y niñas, al margen de su opinión o preferencias individuales, como personas con pleno derecho a la intimidad que son.

Pero… ¿cuánto es demasiado? Por tener un dato, según un estudio de la compañía Internet Nominet, en Reino Unido los padres publican cerca de 200 fotografías al año de sus hijos menores en redes sociales. El mayor problema es que no existe una forma de cuantificar o medir si nos estamos pasando de la raya o no a la hora de compartir información en redes sociales. Los criterios varían en función de cada persona, y de ahí que resulte complicado llegar a un consenso con el que todos podamos estar contentos. Ante esta situación, es importante valorar más allá de la cantidad de información que se comparte, el tipo de contenidos y los riesgos que puede acarrear poner en conocimiento de terceros determinada información sobre nuestros hijos.

Riesgos de compartir fotos de hijos en redes sociales

Algunos tipos de contenidos y riesgos que podemos correr a la hora de compartir fotos de hijos en redes sociales son:

  • Somos el modelo a seguir por nuestros hijos, y por ello, desde el punto de vista educativo es importante que les mostremos la importancia de la intimidad y la vida privada. Si lo compartimos todo, sin límites, ellos seguirán el mismo modelo de actitud, y podemos llevarnos grandes sorpresas con el paso de los años. Por ejemplo, ¿te parecía gracioso cuando mostrabas por Instagram Stories a tus hijos despertándose en la cuna? Quizás no te haga tanta gracia si tu hijo, en su adolescencia, decide mostrar ese momento de tu vida con todos sus amigos.
  • Compartir nuestros sentimientos en redes sociales nos hace más vulnerables. Como adultos, podemos enfrentarnos a cualquier problema que pueda surgir a raíz de un comentario fuera de lugar o de algún listo que quiera aprovecharse de nuestra situación. Sin embargo, la inteligencia emocional de los menores está en pleno desarrollo y su vulnerabilidad es mucho mayor. Seguir los pasos de sus progenitores puede llevar a un niño a confiar en personas extrañas que conozcan en la red y que tengan ideas malintencionadas, poniendo en peligro su seguridad.
  • Si compartimos nuestra localización daremos muchas pistas que pueden poner en peligro nuestra seguridad, la de nuestra familia y la de nuestra propia vivienda. Si alguna vez has compartido la localización de tu vivienda partes de un serio problema. Pero si además, compartes en redes sociales cuando vas de vacaciones (y por tanto dejas tu vivienda sola), estás dando maravillosas pistas para que quien quiera cometer un robo lo haga con toda la tranquilidad del mundo en tu vivienda. Asimismo, compartir tu localización cuando estás en algún lugar solo, tus rutinas diarias de por donde te mueves, son más pistas que pueden poner en peligro tu seguridad. Y esto se complica aún más cuando tienes una familia con la que compartes tu localización.
  • Existe una práctica llamada morphing, que sin duda, es una de las que más sorprenden y preocupan. Se trata del uso de fotografías de Internet para convertirlas, mediante montaje fotográfico, en material pornográfico. Básicamente consiste en sustituir la cara de los niños explotados sexualmente por la de niños felices que sonríen a la cámara de fotos tras la que se esconden sus padres. La mejor forma de evitar esto es no colgar fotos de hijos en redes sociales, o al menos, nunca de primeros planos.
  • Aunque existe la posibilidad de tener nuestro perfil privado en la mayoría de las redes sociales, de tal forma que solo nuestros amigos y familiares tengan acceso al material que compartamos, lo cierto es que también hay redes sociales que se indexan en Google y pueden hacer que las fotografías de nuestros hijos viajen hasta límites insospechados. Por no hablar del uso sin consentimiento que las redes sociales pueden realizar de nuestras fotografías (como ya indicamos en el punto anterior donde mostrábamos las condiciones de uso de la mayoría de ellas).
  • El famoso buying es otra de las buenas razones por las que hemos de tener cuidado con las fotografías de menores. Cualquier excusa es buena para los acosadores. Si antes podían meterse con tus orejas de soplillo, ahora pueden tener acceso a mucha más información de tu hijo: ¡Las fotografías y vídeos que has compartido durante toda su infancia! Con ellas pueden hacer memes, gifts y otros elementos que pueden incluso llegar a hacerse virales poniéndole en evidencia.

¿Qué dice la ley sobre compartir fotos de hijos en redes sociales?

A pesar de que las nuevas tecnologías, una vez más, van más rápido que las leyes, lo cierto es que existen entidades como la Agencia Española de Protección de Datos y leyes como la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal, la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen y la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor, de modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil  que protegen a los menores en el ámbito de la imagen personal, y que de algún modo puedes ser aplicables al ámbito digital.

En este sentido, son los padres quienes han de velar por sus derechos irrenunciables en torno a la imagen personal de sus hijos, al menos hasta los 14 años, momento en el que son ellos mismos quienes deciden qué hacer con ella. Y según la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen será necesario el consentimiento expreso de padres/tutores para la difusión de su imagen:

Artículo 3

1. El consentimiento de los menores e incapaces deberá prestarse por ellos mismos si sus condiciones de madurez lo permiten, de acuerdo con la legislación civil.

2. En los restantes casos, el consentimiento habrá de otorgarse mediante escrito por su representante legal, quien estará obligado a poner en conocimiento previo del Ministerio Fiscal el consentimiento proyectado. Si en el plazo de ocho días el Ministerio Fiscal se opusiere, resolverá el Juez. 

No obstante, eso no quiere decir que los padres puedan hacer lo que quieran con ese derecho, ya que en la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor, de modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil se indica lo siguiente:

Artículo 4 Derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen

1. Los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Este derecho comprende también la inviolabilidad del domicilio familiar y de la correspondencia, así como del secreto de las comunicaciones.

2. La difusión de información o la utilización de imágenes o nombre de los menores en los medios de comunicación que puedan implicar una intromisión ilegítima en su intimidad, honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses, determinará la intervención del Ministerio Fiscal, que instará de inmediato las medidas cautelares y de protección previstas en la Ley y solicitará las indemnizaciones que correspondan por los perjuicios causados.

3. Se considera intromisión ilegítima en el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen del menor, cualquier utilización de su imagen o su nombre en los medios de comunicación que pueda implicar menoscabo de su honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses incluso si consta el consentimiento del menor o de sus representantes legales.

4. Sin perjuicio de las acciones de las que sean titulares los representantes legales del menor, corresponde en todo caso al Ministerio Fiscal su ejercicio, que podrá actuar de oficio o a instancia del propio menor o de cualquier persona interesada, física, jurídica o entidad pública.

5. Los padres o tutores y los poderes públicos respetarán estos derechos y los protegerán frente a posibles ataques de terceros.

¿Qué hacer si otros publican fotos de nuestros hijos en redes sociales sin consentimiento?

En ese caso, como madre, padre o tutor del menor puedes pedir que se retiren las fotos de hijos en redes sociales comunicándote con la web o el perfil en redes sociales donde estén publicadas las imágenes. La persona que las haya publicado tendrá un plazo de 10 días para eliminarlas.

 

¿Compartir o no fotos de hijos en redes sociales?

Con todo esto, como fan de las redes sociales y futura mamá, me gustaría abrir un debate en el que todos los lectores pudierais participar con vuestras opiniones sobre compartir o no fotos de hijos en redes sociales. Al final, cada cual hará lo que crea más conveniente en su caso particular. Pero creo que es un tema muy importante que todos los futuros padres y madres deberíamos de plantearnos antes de que llegue el momento tan esperado de dar a luz y enviar la primera fotografía de nuestro pequeño a través de… ¡el medio que elijamos!

Ponernos en el lugar de nuestros hijos, creo que es el primer ejercicio de reflexión que debemos hacer. Plantearnos la pregunta: ¿Que opinaría yo de mis padres si los álbumes de fotografías que están en el salón de mi casa estuvieran en realidad en Internet? Y verlo desde el punto de vista, no solo de la persona adulta que eres ahora, sino también del niño y del adolescente que fuiste.

En mi caso particular, teniendo en cuenta la opinión del padre de la criatura (el consenso es fundamental) y a pesar de lo que me gusta compartir en redes sociales, he decidido que voy a intentar salvaguardar la imagen de mi hijo para que sea él, cuando crezca y tengo uso de razón, quien decida qué hacer con su identidad digital. Sin embargo, se que esto no es tan fácil, que me moriré de ganas por seguir compartiendo retazos de mi vida en la red, y sobre todo, que los familiares y amigos que viven lejos estarán continuamente pidiéndonos fotos de su evolución. ¿Y cómo le digo yo a su bisabuela, que por fin ha aprendido a usar WhatsApp que no le envío fotos de su biznieto? ¡Imposible! Por eso, habrá que buscar el equilibrio, y tratar de compartir de la forma más privada posible evitando por todos los medios salvaguardar sus derechos de imagen. 

Sin embargo, con esta decisión no quiero poner en entredicho la práctica de otras madres y padres que durante mi embarazo me han servido de escuela de crianza. He visto como despiertan a sus hijos, les bañan, juegan con ellos… Un aspecto de la vida que no siempre es tan fácil de observar hoy en día, o al menos en el contexto y día a día de una mujer de 30 años, primeriza y con muy pocas amigas que hayan sido mamás.

Sea cual sea vuestra decisión, publiquéis o no, y en mayor o menor medida, fotos de hijos en redes sociales, estoy segura de que será la acertada. Como bien dicen, en esto de la crianza no hay nada escrito, es todo cuestión de intuición. Eso sí, espero y deseo que este post sirva a futuros padres y madres a reflexionar sobre el tema, y así evitar casos extremos como el del youtuber que perdió la custodia de sus hijos por someterlos a bromas crueles para sus vídeos. ¡Increíble pero cierto!

Por último, os dejo como referencia el interesante blog kidsandteensonline.com de Guillermo Cánovas, director durante 12 años del Centro de Seguridad en Internet para los menores en España, dependiente del Safer Internet Programme de la Comisión Europea y fundador de la organización de protección de la infancia PROTEGELES, donde habla del impacto de las nuevas tecnologías en el desarrollo del cerebro y las estructuras de pensamiento de los niños y adolescentes, su identidad y personalidad, sus relaciones, etc.


Soy una asturiana afincada en Pamplona que trabajo como consultora de marketing de contenidos independiente, y en mi tiempo libre me gusta hacer manualidades, aprender nuevas cosas... ¡y fotografiarlas!

¡Espero tu comentario!

INSTAGRAM
MIS INSTANTES FAVORITOS
A %d blogueros les gusta esto: