READING

Los 15 consejos para el embarazo que le daría a mi...

Los 15 consejos para el embarazo que le daría a mi mejor amiga

Hoy hace un año que descubrí que estaba embarazada. Como fue algo planificado, ya había empezado a buscar información en Internet sobre el tema. Pero al día siguiente de ver el test de embarazo positivo, me entró el canguelo y fui corriendo a comprarme un libro sobre el embarazo pues me di cuenta de que… ¡no sabia nada de nada! A mis 30 años, ninguna amiga cercana había sido mamá, así que estaba totalmente desorientada. Además, como queríamos esperar a la ecografía de las 12 semanas para dar la noticia, tampoco podía pedir consejos a nadie. Hoy me he decidido a recopilar los consejos para el embarazo que me hubiera gustado recibir en ese momento, los consejos que le daría a mi mejor amiga, y que como aún no sé cuando tendré la oportunidad de dárselos, los recopilo aquí para que no se me olviden nunca y otras muchas futuras mamás os podáis aprovechar de ellos.

consejos para el embarazo

  1. Antes de quedarte embarazada ve al médico a una consulta preconcepcional. Yo pensaba que este tipo de consultas solo eran necesarias en caso de tener problemas a la hora de concebir, pues poco o nada de publicidad ha hecho nuestro querido Ministerio de Sanidad al respecto. Lo cierto es que lo recomendable es acudir en cuanto quieras dejar de usar métodos anticonceptivos para tener hijos, pues la idea de esta consulta es que te pregunten sobre tus hábitos (fumar, beber, etc.), ver si tienes algún problema de salud que pueda suponer un problema (por ejemplo, obesidad) y prescribirte ácido fólico para prevenir enfermedades del bebé (labio leporino y los defectos del tubo neural) y parto prematuro. Recomiendan tomar este suplemento durante tres meses antes de la concepción, pero bueno, yo comencé una semana antes… ¡y no pasó nada!
  2. No te obsesiones con que la barriga no te crece. En los primeros embarazos tarda mucho en salir. A mi hasta las 20 semanas prácticamente no se me notaba nada de nada. Luego, cuando tengas un barrigón de espanto, te quejarás porque te ha crecido demasiado y te sientes como una ballena.
  3. Duerme. Duerme todo lo que puedas y más, estate relajada y descansa, porque una vez que seas mamá… esos momentos de tranquilidad brillarán por su ausencia.
  4. Haz todas las fotos que te apetezca y más. Luego, aunque parezca mentira, echarás de menos tu barriguita y ver como día a día crece. También, si tienes paciencia, quizás consigas un vídeo del peque moviéndose en tu interior…
  5. No te vuelvas loca comprando ropa de premamá y opta por cosas cómodas y versátiles. Los imprescindibles son los pantalones de premamá (te recomiendo los de H&M con goma para la barriga), ya que por mucho que tus viejos leggins te sigan entrando lo único que conseguirás será estirarlos y, cuando recuperes la línea, te quedarán enormes. Los jerseys, camisetas y sudaderas de alguna talla más y corte ancho son geniales para luego poder seguir usándolos.
  6. No seas demasiado exigente contigo misma. El embarazo es una etapa única e irrepetible, donde irremediablemente te encontrarás más cansada y pesada, así que no te fijes objetivos como si fueras a ser la misma de siempre. Este es tu momento, el momento de cuidarte.
  7. Pero tampoco te encierres en casa. Mantener la actividad física te ayudará a estar preparada para la mayor maratón de tu vida: el parto. Claro está que tendrás que seguir las recomendaciones del médico, pues pueden surgir contratiempos por los que debas de permanecer en reposo, pero si no es así… ¡actívate! Yo fui a clase de pilates y yoga además de hacer elíptica, pasear y realizar ejercicios de preparación para el parto con mi esterilla y pelota en casa.
  8. Lee e infórmate, ¡pero no te pases! Con tanta bibliografía sobre maternidad te puedes acabar volviendo loca viendo todo lo malo que te puede ocurrir. Al final, te tocará consultar y confiar en los profesionales. De entre todos los libros que he leído, el de Comer, amar, mamar de Carlos González creo que es el más completo y el que mejor explica la importancia del instinto durante el parto, la lactancia y la vida de un bebé.
  9. Prepárate para lo que viene después pues luego no tendrás tiempo de lecturas. Y te lo dice una que antes del embarazo era capaz de devorar un libro en un fin de semana, durante el embarazo bajo el ritmo a un libro al mes, y ahora con el peque… ¡llevo 3 meses con el mismo libro a cuestas! Así que, no esperes a tener en tus brazos a tu pequeño para decidir si publicar o no fotos de tu hijo en Internet, aprender a introducir la alimentación complementaria (te recomiendo el libro EL NIÑO YA COME SOLO: Consiga que su bebé disfrute de la buena comida), descubrir posturas y masajes para cuando el bebé tiene cólicos, etc.
  10. Disfruta del momento. El hipo de tu bebé, sus primeras patadas que parecen mariposas en tu barriga, sus movimientos que se van haciendo cada vez más patentes… son momentos únicos que te gustará grabar en tu memoria. Y también, disfruta del día a día, sin complejos ni excusas. Estar embarazada no es estar enferma, así que no tienes excusa para no irte de fiesta, a la playa, al cine, a comer por ahí…
  11. Cuanto antes, mejor. Se que esta cuestión es muy personal y cada cual tiene sus razones para planificar su embarazo antes o después. Pero… para quien quiera saber mi opinión, yo diría que a los 25 años hubiera tenido mucha más energía para poder criar a mi hijo de la que tengo ahora, a mis 30. Son muchas las noches que he quemado de fiesta en fiesta, y que ahora estoy quemando de toma en toma del pecho.
  12. ¡Cuidado con las compras! Hay un montón de chorradas que la industria se ha inventado para que las mamás primerizas piquemos pensando que son indispensables. Cada vez que se te ocurra comprar algo, piénsatelo dos, tres y hasta cuatro veces.
  13. No olvides hacer una lista de regalos pues un montón de amigos y familiares querrán darte un detalle y más vale que sea algo práctico si no quieres acabar con la casa llena de cachivaches inútiles y repetidos. Es más, cuando te quedes sin ideas, puedes recomendar que opten por una tarjeta regalo. Nosotros tenemos una del Corte Inglés que nos ha venido genial para imprevistos… ¡y aún tenemos para más!
  14. ¡Me he hecho un master en cunas! En casa tenemos cuatro (el moises, la cuna grande, la cuna de colecho y la de viaje) y entre viaje y viaje Liam probó otras tres (la básica de Ikea, una minicuna de colecho y una cuna de las de toda la vida de madera). El moises fue visto y no visto, mi peque al segundo mes ya le quedaba muy justo y se agobiaba ahí metido. La cuna de viaje es genial si te mueves mucho y luego la puedes usar de parque de juegos en casa. La cuna grande, si estás con la lactancia, es muy incómoda y la minicuna de colecho se acaba quedando también pequeña. En conclusión, yo me quedo con la cuna de colecho porque es la más versátil y cómoda de todas. La que yo tengo es de Amazon y aunque no tiene las mejores calidades me ha sacado del apuro perfectamente, os dejo el enlace: Cuna de colecho Star Ibaby
  15. ¡Prepárate para la lactancia!: Sujetadores de lactancia (a mi me gustan los de Women’secret), discos de lactancia (de algodón, no los desechables que pueden dar mastitis), muselinas (evitarás acabar ambos empapados en leche) y Purelan de Medela (o alguna crema con Lanolina para los pezones), son mis imprescindibles. También es aconsejable tener un buen sacaleches y Lactanza para evitar mastitis. ¡Yo logré quitarme una mastitis sin antibiótico gracias a esto y los consejos de una buenísima matrona! A mi también me resultaron muy cómodas al principio las copas recolectoras de Medela para evitar llenarlo todo de leche. Por último… ¡infórmate! Puedes leer mi post El documental Milk, la lactancia y el negocio de la leche de fórmula donde he recopilado algo de bibliografía interesante. Y ante cualquier duda… acude a una asesora de lactancia o a alguno de los encuentros que La Liga de la Leche organiza.

Espero que a muchas os sirvan de ayuda estos consejos para el embarazo. Si se me ocurre alguno más los iré añadiendo… que ahora mismo con el peque… ¡no tengo mucho tiempo para pararme a pensar! 😉

NOTA: Este post incluye enlaces de afiliación. Si compras cualquiera de los artículos enlazados haciendo clic sobre dicho enlace yo me llevaré una pequeña comisión. Te doy las gracias de antemano por si decides hacerlo.


Soy una asturiana afincada en Pamplona que trabajo como consultora de marketing de contenidos independiente, y en mi tiempo libre me gusta hacer manualidades, aprender nuevas cosas... ¡y fotografiarlas!

¡Espero tu comentario!

INSTAGRAM
MIS INSTANTES FAVORITOS
A %d blogueros les gusta esto: