READING

Moda sostenible y consumo responsable, ¿es posible...

Moda sostenible y consumo responsable, ¿es posible?

La sociedad de consumo está acabando con nuestros recursos naturales y con la ética de personas y empresas. Compramos como nos han enseñado desde pequeños; calidad, precio, diseño y alguna influencia publicitaria son los elementos que tenemos en cuenta a la hora de decidirnos. Preferimos no pensar en las consecuencias de nuestro consumo y en las alternativas que existen, como la moda sostenible y el consumo responsable.

¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma? – Pascal

Menores trabajando, horas extras y condiciones laborales que dejan sin sentido no sólo los derechos del trabajador por los que nuestros abuelos lucharon, sino también la Declaración Universal de los Derechos Humanos; animales maltratados para poder seguir el ritmo del consumo de pieles, carne, huevos y otros productos derivados; o procesos de fabricación y materiales que dañan nuestro medio ambiente y arrasan con nuestro planeta. Preferimos no pensarlo, al fin y al cabo, la mayoría de estas cosas ocurren en otros países, muy lejos de aquí, a los que tan solo recurrimos cuando queremos viajar y pasar unos días a todo tren en un resort hotelero.

Moda, alimentación, tecnología… miremos a donde miremos, es difícil encontrar algo fabricado con ética y responsabilidad. La globalización y el ímpetu de las empresas por alcanzar el máximo beneficio ha llevado a situaciones realmente abusivas como que grandes firmas de moda se “monten en el dólar” a costa de llevar la producción de su ropa a países sin recursos y con condiciones de trabajo desdeñables. Y hasta cierto punto puede ser entendible, son negocios que buscan ser los líderes el low cost, pero… ¿qué me dices de las grandes firmas de moda que venden ropa a precios desproporcionados y, además, no tienen en cuenta ninguna ética productiva? Es algo que me parece inconcebible.

¿Cómo es la industria textil de Camboya?

Ante este panorama, este “preferimos no pensarlo”, creí que Jordi Évole con su estilo atrevido iba a despertar muchas mentes y conciencias consumistas (incluida la mía) con su visita a Camboya para el programa Salvados. Sin embargo, me supo a poco, y por lo que he leído en redes sociales y otros blogs, no fui la única decepcionada. (Si no viste el programa, puedes hacerlo aquí: Atresplayer).

Esto me hizo recordar un reality show noruego de hace un par de años que muestra una realidad mucho más clara de lo que es la vida diaria de un trabajador en la industria textil de Camboya (salvando las distancias, que seguro las hay). Se trata de Sweatshop: Deadly Fasshion, un programa en el que tres fashion bloggers, Anniken Jørgensen, Frida Ottesen y Ludvig Hambro, viven en sus propias carnes la experiencia. A continuación, puedes ver el teaser aunque te recomiendo ver la serie completa en Aftenposten.no.

La alternativa: la moda sostenible y el consumo responsable

Aunque desde hace años conozco algunas tiendas y marcas de consumo responsable, lo cierto es que el precio, y en especial el diseño en lo que a moda se refiere, siempre me echaban para atrás. Como ya os decía antes: prefería no pensar. Sin embargo, el programa de Jordi Evole sí me sirvió para algo, y fue para conocer el proyecto liderado por María Almazán, Latitude con diseños básicos y actuales ¡que me encantaron! (Puedes apoyar el lanzamiento de su primera colección en Kickstarter).

moda sostenible - coleccion lalitude

A raíz de esto, pensé en buscar más tiendas de moda con conciencia y no veáis la grata sorpresa me llevé cuando en el timeline de Facebook encontré, como por arte de magia, un post de Gema Gómez (blogger de Slow Fashion Next) titulado Dónde encontrar marcas de moda sostenible con un completo recopilatorio.

Pero ahí no acaba la cosa, mi investigación en torno al mundo de la moda sostenible continua su curso y ya tengo algunas entrevistas que pronto sacaré a la luz. Espero de este modo aportar mi granito de arena al sector, y tratar de concienciar, a mí misma y aquellos lectores que osen visitarme, de la importancia que tiene pensar en nuestras acciones, aunque sean cosas que llevemos toda la vida haciendo… como nos enseñaron. ¿O prefieres no pensar?

Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto. – Pascal

Por último, me gustaría acabar este primer post sobre moda sostenible animando a todas aquellas personas que lideren una iniciativa al respecto a ponerse en contacto conmigo, pues me encantará conocer y dar a conocer su proyecto a través de este blog.


Soy una asturiana afincada en Pamplona que trabajo como consultora de marketing de contenidos independiente, y en mi tiempo libre me gusta hacer manualidades, aprender nuevas cosas... ¡y fotografiarlas!

¡Espero tu comentario!

INSTAGRAM
MIS INSTANTES FAVORITOS
A %d blogueros les gusta esto: